Los videojuegos también pueden cambiar el mundo

Los videojuegos son una de las principales armas de entretenimiento de la sociedad. Por lo general, lo que más divierte a sus consumidores es matar, robar un coche, hacer carreras ilegales o pelear. Pero esto no significa que ello sea lo único que se pueda hacer.

Los videojuegos también se pueden utilizar para mejorar el mundo, y a eso se dedicaGame for Change. Ésta es una organización sin ánimo de lucro que desde 2004 se aleja de los convencionalismos de estos juegos y se centra en títulos que utilizan la plataforma para algo más que el mero entretenimiento. De esta organización se hace eco El País.

Uno de esos videojuegos es NanoCrafter, un juego de biología sintéticapara hallar estructuras moleculares que beneficiarán la investigación en vacunas y cáncer.

Dos de sus grandes creaciones son PeaceMaker un simulador que lleva al jugador al conflicto entre Palestina e Israel para comenzar a tomar decisiones en el campo social, político y militar, todo ello en base a condiciones reales. Y la segunda, un juego on-line que se incorporó a Facebook en 2013 basado en el libro La mitad del cielo. En él, los jugadores han de realizar tareas virtuales como recolectar libros para los niños de Kenia, y después, los resultados obtenidos en el juego pueden trasladarse al mundo real. Por ejemplo si consiguen 250.000 ejemplares, la organización Room to Read donaría esa cantidad de libros a los colegios de Kenia.